Envío gratuito de pedidos superiores a 150€

Mi cuenta
0 artículos

¡Todavía no hay productos!

.¿Y tu Cuanto Dices que Duran los LEDs…..?

Son muchos los que hemos escuchado que los LEDs duran 100.000 horas de vida, y en cierta manera no es del todo falso, solo depende de que LED hablemos y para que lo utilizamos.

El LED que usamos para indicar si la televisión, el video o la radio está encendida o apagada (el típico pilotito rojo-verde) es muy probable que llegue a durar las famosas 100.000 horas de vida, pero otra cosa muy diferente son los LEDs que usamos para iluminación de una vivienda, un letrero luminoso o cualquier otra aplicación donde al LED se le exija una gran cantidad de luz.

Los problemas llegan cuando a un Led se le exige iluminar y no solo señalizar, y es en este tipo de aplicaciones donde debido al nivel de exigencia de luminosidad nos encontramos con  una caída importante en la vida útil del led con respecto a las 100.000 horas. En estos casos la vida útil del LED; y digo “util” ya que el LED puede durar más, pero con una caída del flujo lumínico superior al 30% (por lo que entenderemos que ha llegado la hora de su sustitución) puede estar entre las 20.000 y las 50.000 horas de media en función de los siguientes aspectos:

 

  1. LA CALIDAD DEL LED QUE USEMOS: Como es evidente, cuanto mejor sea la materia prima, mejor y más nos dura un producto. Si en una lámpara de iluminación LED usamos chips de la marca estadounidense CREE, de la japonesa NICHIA o de otras de las consideradas TOP, conseguiremos una mayor duración y lo que es igual de importante, una menor depreciación luminosa con el paso del tiempo.
  2. COMO Y CUANTO DISIPAMOS EL CALOR: Otro aspecto fundamental en la vida de un LED es la disipación del calor. Si bien es cierto que el LED produce mucha menos calor que otras fuentes de luz como son las halógenas o las lamparas incandescentes, también es cierto que el calor producido debe disiparse y expulsarse bien y rápidamente ya que se lo contrario esto hará que la vida del led disminuya drásticamente. La disipación más usada es el aluminio y los gramos de aluminio usados suelen ir en función de la potencia del led (principalmente). A menudo, en los productos de alta potencia y luminosidad se suele usar cintas adhesivas y pastas disipadoras que ayudan a transmitir el calor del LED al disipador.
  3. QUE FUENTE DE ALIMENTACIÓN USAMOS: Mucha gente se preocupa por usar un buen LED y deja descuidado la fuente de alimentación para este, sin saber que en el 80% de las incidencias que se producen en las instalaciones de LEDs, el problema se encuentra en las fuentes de alimentación. El uso de una buena fuente para leds, estabilizada y que absorba picos de tensión y otras irregularidades que transmite habitualmente la red redundará en una mayor vida del LED y nos ahorrará muchos problemas costosos.
  4. QUE TIPO DE LED USAMOS: No todos los LEDS son iguales, existen leds campana (DIP), LEDS SMD, LEDS de potencia, LEDS COB, y cada uno de ellos tiene sus ventajas e inconvenientes (duración, luminosidad, coste, depreciación luminosa con el paso del tiempo, facilidad de ensamblaje y fabricación, rendimiento lumen/vatio, etc..). Más adelante editaremos un articulo con las principales características de cada uno de ellos.
  5. COMO INSTALAMOS EL LED: La instalación, aunque en mayor medida también afecta en la durabilidad ya que la distancia hasta la fuente de alimentación, la sección del cable que une a estos, la temperatura a la que soldamos el led al PCB, etc.. son factores que también afectarán en su duración.
No se han encontrado productos

100% PAGO SEGURO

NEWSLETTER

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe los últimos descuentos y ofertas exclusivas de nuestros productos.